28 dic. 2011



Y, así tal cual, me enamoré locamente. Sentí que el mundo se había parado. No importaba nada más.