17 mar. 2012

No quiero seguir haciendo esto, no quiero ser la razón por la que cada vez que salgo por la puerta veo morir de a poco su interior. Y no quiero herirlo más