21 abr. 2012

Conviérteme en tu radio, súbeme el volumen cuando estés deprimido y entiende que mi corazón es un estéreo que sólo toca por ti.  Sólo rezo por qué nunca me dejes atrás, porque la buena música puede resultar difícil de encontrar. Tomo tu mano y la pongo cerca de mí, pensé que el amor había muerto, pero ahora eres tú quien cambia mi forma de pensar