22 abr. 2012


Quizás lo mejor sea olvidarte por un rato, pensar en ese adiós y creer que me equivoque quedándome atrapada en esa idea de ese amor, que en verdad nunca existió, me lo advertiste no escucharte fue mi error