17 ene. 2013

¿Por qué será que las cosas tienen un tiempo? ¿Y si hiciéramos el intento de esperar a que simplemente suceda? A veces, torcer el tiempo de las cosas es torcerlo todo. Macerar es la clave. Hacer la plancha. Fluir. O una pausa antes de volver a pestañear